Saltar al contenido

3 comentarios

  1. Patán Patán

    Más que miedo a morir sola es miedo a pasar el resto de mi vida sola. Ya sabes, verme vieja, rodeada de gatos y sola. Y por tanto, morir sola.
    Aunque sentirte sola y no morirte es peor, supongo…
    En todo caso, me dedico esta calito(h)ez ;)

  2. Sentirse solo.
    Así me siento desde el 2001 y más aun en el último año.

    Pero este fin de semana… pasó algo. Estuve toda la noche en abrazado a una amiga. No hicimos anda, solo sentir el abrazo mutuo. Si, duró toda la noche y viví tanta ternura que aun me tiemblan las piernas y el corazón sigue dándome vuelcos.
    No quiero estar solo y más despues de experimentar algo así.

  3. Rasselas, yo también llegué a temer lo mismo que dices en tu última frase, pero créeme, hasta eso se supera.
    Sentirse solo es muy muy triste, pero mi primer paso en el camino de intentar consolarme (al que haga juegos de palabras le dedicaré mi más cruel indiferencia) es pensar que también es una sensación un tanto egoísta: por muy solos que nos sintamos, nunca lo estamos realmente, sólo hay que intentar darse cuenta de ello y reaccionar en consecuencia.
    Lo peor de lo peor de lo peor es no tenerse ni a uno mismo…

    Qué envidia de abrazo… Yo he dado y recibido varios de esos… Lo que daría yo por un abrazo de esos eternos que no implican nada porque ya lo dicen todo…

    ¡Ay!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *