Saltar al contenido

4 comentarios

  1. Jajajja!! bonito y curioso vocablo!! Precisamente cuando yo tb hablo de las curiosidades del castellano!!

  2. Realmente da un poco igual, porque las calitoheces, en cuanto Calítoe las expele, se convierten en heces del lector, es decir que traspaso mis porqueriítas a quien se tope con ellas para que las interprete a su modo o las deje por ahí tiradas, eso sí, si es que las heces se pueden interpretar, pero igual que los arúspices o como se diga veían el futuro en los intestinos de los cerdos, igual se puede encontrar algo de provecho en los excrementos de mi probe, o pobre, que diga, cerebrillo, que no cerebrito, que aunque muchos, no sé por qué, se empeñan en llamarme cerebrito, lo que soy más bien es un cerebroide, porque sí, pienso mucho, pero la cuestión está en la calidad, no en la cantidad, y a mí lo que me sobra de cantidad me falta de calidad, y es una pena, porque soy muy consciente de ello, pero la autoconsciencia no sirve de mucho a veces, y además, mmmm :shh::shh::shh:

    C.:., para un poquito, anda… :smh:

    Eso es logorrear para mí :mrgreen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *