Saltar al contenido

2 comentarios

  1. Patán Patán

    A mí sí me da un poco de miedo el fracaso.
    El rechazo ya no me da miedo. Una se acostumbra. Pero sí, toca las narices…No, mejor, me toca los ovarios.
    Pero dicen que lo que no te mata te hace más fuerte…

  2. Sí, y entonces adquieres más facilidad para romper los pomos de las puertas… x)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: