Saltar al contenido

De cantos, dientes y catedrales

—Me estoy destrozando los dientes con un canto.

—¿Con una catedral de Milán en miniatura? Mujer, deja eso a otros…

—No, con algo más románico, que la de Milán tiene mucho gótico flamígero que pincha.

[Inspirado por Sofía y por el visionario que le partió la cara a Berlusconi.]

Tiempo ha...

Publicado enMetafísica del perogrulloParanoias varias

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: