Saltar al contenido

6 comentarios

  1. jánderklánder jánderklánder

    Pues lo primero es no tener tan seguro que se van a vomitar. Así un@ ya no está predispuest@ a hacerlo. Parece que si te predispones después eso es una obligación. Esto de ser políticamente correcto es un coñaz@. No me gustan l@s arrob@s. Realmente, si las feministas quieren que todo sea femenino, pues que sea. Sí, Calitoe, te lo pongo en bandeja. Venga, dispara, jejeje. Ah! no! perdón: jajaja, con -a. Ahora que lo pienso, no sé a qué viene este rollo. Se me fue la olla, pero ahora que está escrito no lo borro.

  2. Pero a lo mejor, si no lo tiene seguro, ya no los comprará. Y la gracia, aunque le fastidie, es comprarlos, no?

  3. K-c K-c

    Yo la verdad es que no soy muy dada a vomitarlo…lo mio es un acto de inspiración y expiración. Humo, para que nos entendamos (por cierto ultimamente bebo pero que muy poco).

  4. Sí, aún por encima algo se queda… :-/

    Y gracias por los besitos, los agradezco, aunque me toquen las narices… x)

  5. Efectivamente Sergi, aunque maldita la gracia que me hace luego…
    En cualquier caso, comprar cosas para vomitarlas es lo que hace el 90% de los autodenominados jóvenes españoles el fin de semana por las noches… Yo también soy joven (aún), así que hago el subnormal también, pero al modo calitoico %)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *