Saltar al contenido

Mes: febrero 2007

DE LA BONDAD

Muchas personas son amables o renuncian a cometer una felonía porque esperan un reconocimiento de sus dioses o temen las consecuencias de sus actos ante ellos.

Yo intento ser amable y dejar de hacer algunas cabronadas porque siento que así nos irá a todos mejor en este planeta.

La sonrisa de un ateo amable puede ser más verdadera que la de creyentes acérrimos.

La auténtica bondad emana del espíritu propio, sin interferencias.

4 comentarios
A %d blogueros les gusta esto: