Saltar al contenido

RIPILLOS DE CUASIAMOR

La tuya lo es por hablarme,
la mía, por responderte;
la culpa de este desastre
proviene de las dos partes.

Querer y no codiciar
ése es mi mayor anhelo;
tener tan solo un deseo:
amar sin tener que amar.

[Desde el punto de vista métrico no se les puede poner ninguna pega; lo demás es otro cantar… ;)]

Tiempo ha...

Publicado enRipios

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: