Saltar al contenido

2 comentarios

  1. Pablo el extremeño polaco Pablo el extremeño polaco

    No me seas perversa que luego los pobres que no tenemos la culpa acabamos acarreando con ella y nos comemos los marrones ajenos.
    Eso es lo que solía hacer mi hermana cuando eramos pequeñines.

  2. Es que quien decide quién tiene la culpa suele ser la parte contraria :twisted:.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *