Saltar al contenido

2 comentarios

  1. Porque, para matarse, se necesitan ganas de hacer algo… y armarse de valor.

  2. Sí, ya hay que tener ganas… Pero eso de valor no lo comparto: para lo hay que tener valor es para seguir por aquí tal y como están las cosas… Mmmm, ahora que lo pienso, más que valiente hay que ser temerario ;p

Responder a Mary Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: