SIN PIES NI CABEZA

Hay cosas que no tienen ni pies ni cabeza, pero aún así resultan perfectamente comprensibles.

Tiempo ha...

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *