REMONT – OBRAS

– ¡Acabo de hacer un gran descubrimiento! Siempre he sabido que me gustaba el té con ron, pero acabo de darme cuenta de que…

– Te gusta más el ron sin té.

– ¿Cómo lo sabes?

– Para guardar tu decoro no contestaré a la pregunta.

– Antes tenía ganas de llorar pero ahora me lo estoy tomando con más humor: ya me da igual llevar una semana sin poder ducharme ni lavarme los dientes en mi casa ni que los de la “administracja” quieran controlar y dirigir mis “remont”… A lo mejor ni siquiera les grito cuando vuelvan a fastidiar.
Por cierto, dice el albañil que cuando pongan los suelos va a haber un día en el que sólo podremos entrar en uno solo de los dormitorios, otro día en el que podremos usar sólo el otro y otro día en el que no podremos usar el WC…

– (…)

– (…)

– ¿Dónde dices que está el ron?

[Basado en hechos reales. Dedicado a J.]

Tiempo ha...

  1. Extremeño-polaco’s avatar

    Los albañiles son albañiles y las obras son lo que son. Ya se sabe lo que ocurre con las obras, tan solo hay que acostumbrarse y hacer lo posible por que no duren.

    Responder

  2. Calítoe.:.’s avatar

    Los que más tocan las narices son los de la “administracja”, los albañiles y los fontaneros, aunque quede de pena decirlo, son súper-majos.
    Esforzarse por que duren poco es contraproducente, pero siempre nos quedará el ron… Y el chocolate.

    Responder

  3. Extremeño-polaco’s avatar

    Viva el ron y el chocolate, y celebremos el final de toda obra enviando a los de la “administracja” a…, en fin allí.
    :mrgreen:

    Responder

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *