Esa música…

¡Adiós! Lo que nos faltaba: otro melomaniaco.

[A propósito, ¿por qué ser melómano es bueno y ser pirómano no tanto?]

Tiempo ha...

  1. Extremeno polaco’s avatar

    Que se lo pregunten a los bosques gallegos.

    Responder

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *