El beso

—¿Podría besarte?

—¿Te has imaginado alguna vez que me besabas?

—Mmmm… Que iba a besarte, sí, lo reconozco; el beso en sí, no.

—Pues si te centras en el beso te invadirá cierta sensación de ASCO, y te aseguro que no es nada comparado con el ASCO que sentirías si me besases de verdad.

—¡Qué exagerada! ¿Tan mal sabes?

—Peor aún… NO SÉ.

[Cosas que pasan]

Tiempo ha...

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *