De la lacrimosidad

—¿Por qué lloras?

—Porque soy tonta.

—¿Esa es la causa, el motivo o la etiología?

Tiempo ha...

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *