PSICOLOGÍA EVOLUTIVA

Prólogo: Uno alcanza la madurez cuando es consciente de su propia edad.

Capítulo 1: Saber aprovecharse de ello, en mi opinión, implica incluso un mayor grado de madurez. Ejemplo: si tienes 11 años y haces un par de gilipuerteces, no debes pasar el resto de tu vida agobiándote por ello pues, al fin de al cabo, esa es la edad a la que se hacen la mayor parte de las tonterías. Es peor reprimirse y hacerlas a los 30.

Capítulo 2: Una tía de 21 años que se líe con un cincuentón casado y con dos hijas no es en absoluto “madura para su edad”, como muchos del colectivo de cada una de esas partes suelen aducir. No es madura ni para su edad ni para cualquiera; y no digamos nada del cincuentón… Que cada uno haga con su vida lo que quiera, pero conviene no intentar justificarse esgrimiendo subnormalidades, más que nada para no quedar de doblemente subnormal a la hora de atenerse a las consecuencias.

Tiempo ha...

  1. Patán’s avatar

    ¿Y si una tía de 20 se lía con una treintañera casada y con un hijo?
    Bah, déjalo…

    “Más que nada para no quedar de doblemente subnormal a la hora de atenerse a las consecuencias”
    Me encanta :D

    Responder

  2. Patán’s avatar

    Digamos que la fantasía estuvo a punto de hacerse realidad.
    Aunque la dignidad de alguna sí quedó un poco maltrecha…

    Responder

  3. Calítoe.:.’s avatar

    %) ¿Fue verdad eso o se trata de una fantasía? Bueno, sólo espero que no quedasen maltrechas muchas dignidades… Para no quedar de demasiado subnormal, digo x)

    Responder

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *