Incomprensión

Lo peor de ser un incomprendido no es sentirse incomprendido, es saberse juzgado.

[Hoy hace 15 años que quedé de segunda en dos pruebas de mi primera competición de atletismo… Si a alguien le interesa saberlo, me pasaré tres cuartos del día llorando por dentro, de emoción, de la razón de la sinrazón, de yo qué sé de qué… En fin, qué cursilada… Infinito].

Tiempo ha...

  1. rasselas’s avatar

    No me parece cursi… si te sirve de consuelo.
    Deje mi afición al baloncesto en 7ş de EGB. Todas las tardes iba a entrenar al polideportivo… y en el primer partido de competición perdimos 72/2… ejem… comprendí que el deporte no era lo mio.

    Responder

  2. Patán’s avatar

    Pues siento esa pérdida,de verdad.Y una pena que tuvieras que abandonar el deporte.
    Puede que algún 22 de enero o un 22 de mayo (de algún año) comprendas y perdones.
    Y no llores por dentro,que duele más,te lo digo por experiencia…

    Rasselas,peor lo mío.Me echaron del equipo de atletismo en 8ş.
    Por no ir a los entrenamientos,por vaga,dijeron….Maldito colegio,maldito Maristas!!!

    Responder

  3. Chris’s avatar

    Outra faceta tua? Năo sabia que você é também uma atleta!

    Responder

  4. Patán’s avatar

    Jeje,como yo :P

    Responder

  5. nanobot’s avatar

    Yo practico el “levantamiento de codo” (con una buena cerveza claro ;P).

    Responder

  6. taro’s avatar

    Vaya Calitoe. Sin duda el atletismo perdió una buena corredora de fondo (o medio fondo) pero la vida no. Para el 22 de mayo, estamos avisados. Tú tranquila.
    Me quedo con lo del grupo de baile. La de brincos que aprendí con los jesuitas. Joder, que cuadrilla.

    Responder

  7. Calítoe.:.’s avatar

    No lo decía por quedar de segunda, qué va… Me clasifiqué para los Campeonatos de España “Alevín”…
    Me refería a algo que ocurrió ese día por la tarde: hubiera sacrificado mi carrera deportiva por que la persona que se fue se hubiera quedado un poco más conmigo; pero no sólo se fue, sino que tuve que abandonar todas mis carreras deportivas a pesar de todo, por unas circunstancias estúpidas que llegado cada 22 de enero y cada 22 de mayo me olvido de comprender y perdonar.

    Responder

  8. Calítoe.:.’s avatar

    Sí que duele, sí… Yo también tengo mucha experiencia, pero parece que así es como tenemos que llorar los corazones de piedra, y ya me he acostumbrado :/

    Y no te preocupes por lo de los Maristas esos: con el súpergrupo de baile que nos montamos hace dos entradas, nos ponemos todos en forma enseguida ;)

    Responder

  9. Calítoe.:.’s avatar

    Era, sím, “era”. Agora limítome a brincar polo corredor da casa ;p

    Responder

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *