De Hamlet a Horacio

Give me that man
That is not passion’s slave, and I will wear him
In my heart’s core, ay, in my heart of heart,
As I do thee.–

Dadme un hombre
que no sea esclavo de las pasiones, y yo lo llevaré
en el centro de mi corazón, sí, en el corazón de mi corazón,
como te llevo a ti. —

Hamlet a Horacio en el acto III, escena II de Hamlet, por William Shakespeare, c. 1600

[Sí, es lo que aparece en la firma de varios de mis correos-e. Horacio es uno de los personajes que más me gustan de la literatura universal, la primera vez que me planteé escribir un fanfic, «él» fue lo primero que me vino a la cabeza ;)]

Tiempo ha...

  1. Patán’s avatar

    Y bienaventurados aquellos cuya sangre y juicio están tan bien mezclados que no son una flauta en que el dedo de la Fortuna puede tocar el agujero que le place.

    Responder

  2. taro’s avatar

    ¿Y al final, escribiste algo?

    Responder

  3. not a pretty girl’s avatar

    Esas líneas son realmente preciosas :)

    Responder

  4. taro’s avatar

    Recomienda algún fanfic.

    Responder

  5. Calítoe.:.’s avatar

    No entiendo de fanfics, supongo que es porque nunca llegué a aficionarme a ellos.
    Me gusta inventarme cositas relacionadas con Harry Potter y con algunas obras «clásicas» como El Libro del Caballero Zifar, La Diana (de Jorge de Montemayor), El Quijote…
    Los fanfics me parecen de esas cosas que sólo deberían practicarse «en la intimidad» y publicarse cuando supones que aunque quizás no sea excepcionalmente bueno, sabes que no vas a estropearles el día a tus sufridos lectores.
    Pero parece ser que en el mundo del fanfic en español (en el otro también, pero se nota un poco menos) es más evidente que ninguna otra parte que «la ignorancia hace atrevidos a los hombres» (vale, sí, y a las mujeres). Y de tanto intentar leer chorradas pretenciosas (y lo que es peor: CON ABERRACIONES ORTOGRÁFICAS INTOLERABLES) se me han quitado las ganas de aficionarme…
    Sólo me gustan los fanfics que Elenis (http://www.estrambotica.com) me recomendó alguna vez y también alguno que la propia Elenis escribió.
    Prefiero proferir calito(h)eces: si a alguien le gusta alguna, se acuerda de ella, y si es de pena, al terminar de leerla nunca podrá decir que ha perdido mucho el tiempo… ;)

    Responder

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *