BELARMINO Y APOLONIO I

El novelista es como un pequeño cíclope, esto es, como un cíclope que no es cíclope. Sólo tiene de cíclope la visión superficial y el empeño sacrílego de ocupar la mansión de los dioses.

Ramón Pérez de Ayala, Belarmino y Apolonio, 1921. Capítulo 2.

Tiempo ha...

  1. taro’s avatar

    Pues no esta nada mal. Y lo dice tu “personal blogokupa”. Se acabo la tranquilidad en la mansión de los dioses. Que se llene de novelistas y que se jodan.
    Perdón por la grosería. Yo no suelo…

    Responder

  2. not a pretty girl’s avatar

    Jaja buena definición, aunque exagerada :P

    Responder

  3. taro’s avatar

    Espero pues impaciente. Buenas noches tengan vuesas mercedes.

    Responder

  4. Patán’s avatar

    ¡Tus musas serán bienvenidas! :D

    Responder

  5. Calítoe.:.’s avatar

    No te preocupes por la grosería, no me importan cuando se dicen en el momento oportuno ;) Yo tampoco suelo joder a nadie, por eso cuando lo hago resulta más impactante %) Perdón… Me lo pusiste en bandeja… ;D

    Y eso: a partir de ahora, los lunes se pasearán por EL MUSEO algunas de las musas compañeras de Calítoe.:.
    Porque mis principales medios de inspiración tienen derecho a conocerse: las cosas que leo, veo y oigo, y mis ciberocupas ;)

    Responder

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *