De Diox y otros demonios

Si existe una divinidad en la que *haya* que creer y esa divinidad es buena y misericordiosa, entenderá perfectamente no sólo que yo no crea en ella, sino incluso que crea que no existe.

Es más, le parecerá una buena idea que haya decidido dejar de planteármelo hace ya mucho para poder perder ese tiempo que he ganado en cualquier otra paranoia.

Si por el contrario la ira de esa divinidad es infinita, como nos la pinta San Pablo, no se merece que se la tenga en cuenta ni para las blasfemias.

Y si es tanto misericordiosa como iracunda… Pues menuda divinidad: podía ser mi vecina. La invito a café y Santas Pascuas. :mrgreen:

Tiempo ha...

  1. ShAbBy’s avatar

    Iba a añadir algo, pero no queda nada que decir… saludos.

    Responder

  2. xx’s avatar

    se nota que no te interesa dios y que no piensas en el jajajaja tu escrito suena como que te quieres convencer de lo que escribes jajajaj mejor filosofa un poco y llegaras al principio de las si eres un tipo de ciencia y no te la psas pensando como vencer algo que segun no existe ( suena tonto no??)

    Responder

  3. Calítoe.:.’s avatar

    Se nota que a algunos no les interesa nada la gramática…

    Precisamente quería convencerme de lo que decía y es evidente que he filosofado un poco.

    No sé muy bien a dónde quieres llegar, quizás sólo hasta aquí…

    Responder

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *